Cataluña no se rinde

01 10 17 Referendum a Igualada Ateneu Igualadi gent votant Foto  Marc Vila

01 10 17 Referendum a Igualada Ateneu Igualadi gent votant Foto Marc Vila

Más de un tercio de los catalanes  han votado en las primeras cuatro horas de la elección regional, la cual es observada con atención para determinar si el apoyo al movimiento separatista aumenta o disminuye.

Un total de dos mil 680 colegios electorales de 947 municipios de Cataluña abrieron sus puertas esta mañana para que cinco millones 554 mil 394 catalanes puedan votar en las elecciones al Parlamento de Cataluña convocadas como medida para devolver la legalidad a esa comunidad, en el marco de la crisis independentista.

Más de un tercio de los ciudadanos habilitados han votado en las primeras cuatro horas de la elección, según las autoridades.

Las cifras oficiales de la junta electoral indican una concurrencia del 34.7 por ciento a las 13 horas locales (6:00 horas de la Ciudad de México), algo menos que el 35.1 por ciento registrado a la misma hora en la elección de 2015.

Convocadas por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, tras una histórica intervención extraordinaria de la región, los comicios suponen una prueba para el movimiento secesionista tras la declaración de independencia de octubre, que provocó la mayor crisis institucional en décadas.

Los sondeos vislumbran dificultades para renovar la mayoría secesionista en la que los dirigentes catalanes se apoyaron los últimos dos años para avanzar con su hoja de ruta hacia la independencia pese a no contar con el beneplácito de Madrid.

Con estos comicios excepcionales y atípicos, que no se celebraban desde 1982 en día hábil, Cataluña cierra un año histórico.

“No soy muy optimista con que de estas elecciones salga un gobierno estable”, dijo Miguel Rodríguez, un médico de 53 años que también votó en el referéndum de independencia del 1 de octubre, declarado ilegal por la justicia española.

“Quiero que gane el bloque independentista”, agregó a la salida de un colegio electoral en L’Hospitalet de Llobregat, en las afueras de Barcelona.

La formación independentista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) disputará el primer puesto con Ciudadanos, un partido de centroderecha que ha ganado terreno en los sondeos con su defensa de una Cataluña integrada en España y a la que podría beneficiar una participación que superaría el 80 por ciento.

Si los partidos proindependentistas consiguen una mayoría de votos, el Gobierno de Rajoy se vería obligado a ofrecer una vía de negociación para calmar las ansias independentistas.

“Independientemente del resultado, es probable que el conflicto disminuya en intensidad y que no se busque una segunda declaración unilateral de independencia”, según un análisis divulgado esta semana por la firma DBRS.

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont aseguró que hoy se demostrará “de nuevo la fuerza de un pueblo irreductible”.

Los partidos independentistas, que hace dos años sumaron 72 diputados de una cámara de 175, lograrían 67 escaños, a uno de la mayoría absoluta, según difundió a principios de mes el gubernamental Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el sondeo más amplio de los realizados hasta ahora.

Más de 5.5 millones de catalanes están habilitados para votar. Se espera los resultados para pocas horas después del cierre de los comicios.

En cuanto a la seguridad, según datos del Departamento de Interior, participan en esta jornada un total de 12 mil 321 agentes de la policía catalana aunque en los centros de coordinación habrá la presencia de la policía local y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, Policía Nacional y Guardia Civil con un despliegue de más de 17 mil policías.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con información de elfinanciero.com.mx