IMSS recomienda eliminar el cigarro de tu vida

 

0004--009

Enfermedades pulmonares como bronquitis, asma, enfisema pulmonar, cáncer de pulmón, de laringe, boca, estómago, de colon, entre otras, son causa del consumo prolongado y excesivo de tabaco.

El área de neumología del Instituto Mexicano del Seguro Social, informó que actualmente los jóvenes inician con el consumo de cigarrillo en promedio entre los 16 y 17 años, y en algunos casos desde los 15 años.

El tabaquismo conlleva a muchas enfermedades por todas las sustancias que contiene un cigarrillo, un aproximado de más de 7 mil sustancias; la más importante es la nicotina sin embargo contiene otras sustancias dañinas para la salud como metales pesados, alquitrán, amoniaco, arsénico, monóxido de carbono; además de que para la siembra de hojas de tabaco muchos productores pueden llegar a utilizar fertilizantes, los cuales pueden ser activadores de oncogenes.

Cabe mencionar que esta actividad en edad reproductiva y sobre todo en el embarazo, conlleva a problemas de salud en el bebé, malformaciones congénitas como labio leporino, síndrome de Down, muerte de cuna, entre otras complicaciones.

Un fumador en promedio puede reflejar algún tipo de padecimiento antes de los 45 años de edad dependiendo de la cantidad y tiempo que lleve fumando. Se comienzan a presentar problemas de tos, cuadros de bronquitis crónica.  La principal recomendación es dejar de fumar, ya que no solo es benéfico para la salud, sino también para la economía, ya que el costo que generan las enfermedades secundarias al tabaquismo pueden ser desde medicamentos, uso de oxígeno, hasta los casos ya de hospitalización con enfermedades como bronquitis o cáncer.